Imagen de freepik


sábado, 19 de noviembre de 2011

Ráquira: territorio de aprendizaje

Un abrazo a toda la comunidad que educa en casa. Soy Isabel Vargas y escribo para nuestro blog con el ánimo de compartir la hermosa experiencia de nuestra comunidad Muisca de Ráquira.

Principalmente somos una comunidad tejida en torno a la recuperación del pensamiento ancestral Muisca, originario de nuestro territorio. Construimos a partir del fortalecimiento espiritual de tradición indígena, reconociéndonos y repensándonos a partir de la experiencia.

Las familias que conformamos nuestra comunidad tenemos varias inquietudes acerca de la educación de nuestros hijos. Se ha investigado en el pensamiento indígena la mejor manera de acompañar los procesos de aprendizaje, y a partir de la experiencia de comunidades indígenas originarias hemos releído la función del núcleo familiar y comunitario en la formación de cada ser y en la construcción del tejido relacional comprendiendo que es allí donde se puede enseñar y aprender de la manera más natural y armónica.

Algunas familias de nuestra comunidad habitan en la ciudad, principalmente en Bogotá, otras en los alrededores y otras en el campo. Algunas asisten a universidades, colegios y jardines, y otras hemos optado por educarnos en casa. Independientemente del lugar o el estilo, comprendemos que la relación familiar es primordial, y que es en el hogar en donde se cocinan los verdaderos conocimientos y donde se fortalece la sabiduria de los seres y las comunidades.

Nuestra famila se mudó recientemente a Ráquira, el tejido desde allí ha sido exigente pero gratificante: sentimos la lejanía con algunos procesos que adelantabamos en la ciudad, algunos recursos como la tecnología y el internet son escasos, pero a cambio disfrutamos de un entorno natural en el que la educación de los más pequeños se desarrolla con mayor fluidez, nos nutrimos del espacio a cielo abierto que nos permite momentos de contemplación fortaleciendo el espíritu de todos, y tenemos la posibilidad de sembrar y cuidar animales reestableciendo la conexión con la tierra.

Como es de suponerse también hay inquietudes y necesidades que debemos fortalecer, y que no se dan naturalmente sino que requieren un mayor cuidado. Es el caso de los espacios de intercambio cultural y de los contenidos de conocimiento de habilidades y saberes. Es allí donde han surgido propuestas de educación comunitaria que se establecen a partir de la educación en casa y que se apropian de las estructuras de nuestra comunidad para suplir y fortalecer nuestros núcleos familiares.

Exploratorio Abierto de Artes Plásticas
Actualmente, en nuestra vereda habitamos dos familias que nos educamos en casa. La familia de nuestros amigos es especialmente amorosa y generosa, siendo su hogar el hogar de muchos niños, jóvenes, adultos y ancianos. Ellos han puesto al servicio de la comunidad una pequeña biblioteca que presta para llevar a casa cuentos infantiles y otros textos, así como la posibilidad de aprender artesanía y música. Nosotros llegamos hace poco, y estamos uniéndonos a la gestión que ellos realizan y generando desde nuestros saberes espacios comunitarios en los que nuestra casa se abre para compartir.







Exploratorio Abierto de Artes Plásticas

Tanto a ellos como ha nosotros nos ha sorprendido ver que algunas familias de campesinos se están interesando por la educación en casa. Estas familias nos cuentan como ven nuestro trabajo y las relaciones de familia que se generan como algo positivo que les gustaría desarrollar a ellos también, aunque para ser sincera observo esto no es algo nuevo para ellos, ya en su tarea de alfarería (tradicional y representativa del municipio de Ráquira) tienen un sistema de educación en casa que puede ser reconocido y valorado aún más. Otras familias están llegando con sus hijos, (o planeando llegar) motivados por el tejido adelantado y por la posibilidad de estar en contacto con la tierra. En síntesis la propuesta comunitaria de educación en casa se fortalece y nos enriquecemos todos con tan hermosa experiencia.
 
Hoy entregamos a todos ustedes un reporte de aprendizaje y crecimiento, esperando con esto seguir fortaleciendo nuestro tejido como comunidad. Que sea la paz y el amor para todas las familias.

2 comentarios:

  1. Qué bello proceso. Espero que podamos ir a visitarlos en un tiempo no muy lejano. Un abrazo Isabel. Bella entrada.

    ResponderEliminar
  2. Isabel, los felicito, también me gustaría conocerlos

    ResponderEliminar