martes, 6 de marzo de 2012

De los ataques mediáticos al homeschooling

Posteado por Zinnia M.

Hace unos días el periódico El Espectador publicó un artículo del periódico El País de España, cuyo título es "La educación en casa adoctrina" (pueden leerlo aquí). Nosotros que educacmos en casa sabemos que no hay verdades absolutas, hemos aprendido en este camino a tener una mente más abierta; que la educación en casa no es para todos, así como los colegios no lo son para muchos, que hay insituciones más incluyentes que otras; pero este artículo pone los pelos de punta por las afirmaciones categóricas que realiza como "La escuela ha sido, históricamente, un lugar idóneo para que los niños vivan la diversidad y la tolerancia." ¿Históricamente? ¿Con 150 años de la existencia de la escuela podemos hablar de "históricamente"? ¿Y qué pasa con los 6.000 años anteriores de 'historia' en los que no existió la escuela (entendida como la insitución que es desde hace 150 años hasta hoy)? ¿Diversidad? ¿Tolerancia?

Por eso, quiero compartirles este artículo que viene a ser la otra cara de la moneda. Cada cual puede sacar sus propias conclusiones. Pero cuando alguien nos diga que cómo se nos ocurre no llevar a los niños al colegio, podemos pasarles este artículo, para proseguir con la discusión.

Según El País, la educación en la propia familia “aísla y adoctrina” a los menores
Artículo “de manual” para comprobar como el poder utiliza los medios de comunicación para adoctrinarnos.

Según deja claro el diario El País en este extenso artículo plagado de tendenciosos datos y opiniones de supuestos expertos, la familia no puede educar a sus propios hijos, porque lo que hace es “adoctrinarlos”. En lugar de esto y para favorecer su adecuada socialización, su libertad de conciencia y su desarrollo autónomo El País propone que deben dejar que sea el estado quien se encargue de ello. El propio estado español -qué casualidad- está de acuerdo, como pueden leer en este otro artículo: http://www.grupotortuga.com/El-gobi...
Ya sabemos que la educación del estado se adapta personalizadamente a cada menor, que enseña a cada niño o niña aquello que va con ella y no es una especie de “café para todos”, que en ella –la educación obligatoria estatal- no existe ningún tipo de tendencia o espíritu competitivo o selectivo. Que métodos pedagógicos desfasados como las notas y exámenes o memorizar están fuera de lugar, que se fomenta en los alumnos/as la horizontalidad y responsabilidad siendo los profesores amigos que sugieren y no autoridades. Que sus centros educativos son espacios físicos abiertos de par en par y con las normas mínimas indispensables para favorecer el crecimiento en responsabilidad y no el aborregamiento. Que en las aulas se trabaja siempre en círculos o pequeños grupos, de forma integrada y favoreciendo siempre la cooperación por parte de los alumnos entre ellos en las tareas de aprendizaje, con la menor intervención posible de los adultos. Que los centros educativos del estado son permanentes foros de debate en los que cada alumno y alumna, desde dinámicas de respeto y tolerancia, aprende a pensar por sí misma y a enriquecer permanentemente su punto de vista y su forma personal de comprender la realidad. Que los planes de estudios, como decimos, son abiertos y se adaptan a las circunstancias de cada menor. De hecho, a la hora de medir el éxito educativo tanta importancia tiene haber acabado a nivel laboral con un título de medicina o arquitectura como haber acabado siendo un buen albañil o agricultor. Porque lo laboral, en el sistema estatal de enseñanza obligatoria y superior, solo es uno de sus objetivos. Tan importante es también educar personas íntegras y con herramientas suficientes para la realización personal y social.
Por último, porque sabemos que en la enseñanza del estado no hay ningún tipo de asignatura que eduque en principios religiosos o morales preestablecidos. Tampoco hay asignaturas que violen la conciencia de los menores educándoles en conceptos tales como que el sistema partitocrático en que vivimos en una democracia imperfectible, que la constitución es más sagrada que la biblia, que nuestros militares se dedican “a la paz” o que es maravilloso tener un rey que vele por la unidad de España. Al contrario, el objeto de todo el sistema educativo estatal es forjar seres humanos libres, conscientes y comprometidos con la transformación de la sociedad más allá de la no-democracia y el capitalismo actuales.

Por si alguien se quedó con la mosca detrás de la oreja, tómese todo lo anterior como una ironía. Nota de Tortuga.

7 comentarios:

  1. Me encanta. Veo que lo encontraste =)

    ResponderEliminar
  2. Es muy bueno! Sí, gracias por el dato ;)

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno Zinnia, te lo robo para HS :)

    Un besiño
    m*

    ResponderEliminar
  4. Queridos amigos, es difícil para mi hacerme un idea... Vivo en España (soy italiana) y no he podido hacer homeschooling aquí. Veo claramente que en España a parte de ser perseguida esta práctica es muy mal vista socialmente y este es el problema peor, por ejemplo si sales con tu hijo por la mañana TODOS te paran preguntándole al peque (con aire de juicio) porqué no está en el cole... Al parque los amiguitos amenazan con denunciar a sus padres si saben que no está escolarizado y a ti como madre los vecinos te amenazan con llamar a Asuntos Sociales. Hasta abandoné grupos virtuales de homeschoolers (en los que me sentía reconfortada en mi intento de lograr desescolarizar los niños, y que son grupos formados por personas muy lindas) cuando me di cuenta de que este tema (el fuerte rechazo a nivel social de los intentos de desescolarizar) no se trataba en la página principal como para no asustar a nuevos usuarios, mientras yo hubiera querido estar preparada sabiéndolo antes que nada... Ahora pienso mudarme y Colombia sería una opción, pero quisiera que alguien me contara sinceramente si en las ciudades y pueblos colombiano se puede esperar que unos niños recién llegados se integren un mínimo o al menos no deban pasar muy malos ratos si son homeschoolers. No todo es cuestión de leyes, pero también quisiera saber si la ley colombiana ampara esta decisión o si debes tener un abogado para defenderte constantemente. ¿Podéis ayudarme a entender? Muchas gracias, os deseo un feliz día.

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuela

    En Colombia el HS no esté normatizado lo cual tiene sus más y sus menos. Algunas familias han sido visitadas por la institución que vela por la infancia que es el ICBF; ellos evalúan especialmente que el niño no esté en situación de abandono o en riesgo y al ver que están en buenas condiciones, que son amados, cuidados y están aprendiendo, pasan un buen reporte y hasta ahí llega la cosa. Hay casos aislados de padres que demandan a su ex esposa(o) por educar en casa como una manera de presionar algún tema en el divorcio. Estos casos son pocos y son bastante desagradables porque se convierten en pelea entre papá y mamá. Conocemos el caso de una comunidad que se puso en contra de un pequeño grupo de HS y los atacó con todo lo que pudo, pero es el único caso del que sabemos.

    En general, acá la cosa no es complicada. Yo salgo con mis chicos a cualquier hora y no he tenido problema. Si acaso alguien pregunta "¿hoy no tuvieron colegio?" respondo con toda sinceridad "No". La mayoría de gente ni pregunta. Tal vez por ser artistas pensarán que estamos un poco locos y están más dispuestos a aceptar estas cosas. Lo mismo pasaría con ustedes al ser extranjeros. En Colombia los extranjeros son muy bien recibidos y aceptados, así tengan costumbres "raras" como educar en casa ;)

    Los colegios públicos trabajan con doble jornada, así que no es tan raro ver chicos en edad escolar en la mañana. Eso también ayuda. Hay que aprender a contestar las preguntas de los extraños, por ejemplo: ¿los niños estudian? SI!. Claro que estudian! Porque no vayan a una institución no significa que no estudien ;)

    Los HS, en general, no son rechazados. Causamos mucha curiosidad porque tanto chicos como papás están cansados de los colegios por diferentes razones, los chicos son muy bien aceptados en grupos y clases de deportes, idiomas, artes y demás, y no presentan contratiempos; lo que sucede con mayor frecuencia es que los otros chicos van a pedirles a sus padres que los saquen del colegio, que tal niño estudia en casa y que ellos también quisieran. No conozco un caso de bullying a un chico por ser HS.

    El panorama del HS en Colombia es muy bueno. Si se deciden, bienvenidos:

    Para más información consulta la página www.enfamilia.co donde encuentras la base legal para poder hacer HS y muchas otras cosas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Tenemos pensado viajar en septiembre, esta explicación me ha sido muy útil, un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola soy profesora, también estudio trabajo social y siempre me ha gustado el HS especialmente cuando veo las problemáticas que se viven en los colegios, también por el acercamiento entre padres e hijos. Creo que se debe desmitificar muchos conceptos sobre HS, las escuelas se han convertido en completas guarderías (más con lo de la jornada única) y el tiempo para que los niños compartan en familia es más reducido, delegando responsabilidades de los padres a las escuelas. Aunque no tengo hijos aún, me gustaría educarles así, por ello me pregunto qué requisitos existen o pone el ICBF cuando evalúan a un homeschooler, por ejemplo ¿a los padres qué les piden? Gracias.

    ResponderEliminar